ultimátum a Zidane en el Madrid-Alavés. Florentino tiene su suplente

Una dolorosa derrota para los blancos.

Florentino Pérez ha necesitado unos minutos del encuentro Madrid-Alavés para tomar una decisión que tiene que ver con la sustitución de un crack merengue, que se ha desvanecido en la inestabilidad física y futbolística.

El Real Madrid de Zidane todavía lucha por conseguir la regularidad en su juego, pero sobre todo en los resultados. Conseguir una racha de victorias con solvencia para los merengues en la campaña 2020-21 ha sido una tarea de enorme dificultad. Tras el partido ante el Inter de Milán, donde ganó con autoridad, se esperaba lo mismo ante el Deportivo Alavés. Sin embargo, el equipo se encontró con una mala y definitoria noticia: la lesión de Eden Hazard. De esta forma, el belga se ha transformado en la versión moderna de Arjen Robben, es decir, un jugador de cristal.

 

La lesión de El Duque ha hecho que Florentino Pérez lo saque de los planes y pida el título a Vinícius Júnior. El brasileño ha mejorado en la definición y en la toma de decisiones en el último cuarto de cancha, lo que se ha ido mostrando en su entrada como revulsivo en los últimos partidos. Luego de que Hazard sufriera un trauma esta temporada que lo alejó 27 días de las canchas, la lesión muscular que significó otros 27 días y el COVID-19, la cuarta caída del campo ha sido el encanto para decir basta desde el liderazgo. Zidane ya no tendría argumentos para defender la continuidad de un futbolista que le costó al club 115 millones de euros.

Florentino Pérez y los planes de salida de Hazard

Los nuevos planes de Florentino Pérez con Hazard tienen como objetivo utilizarlo como moneda de cambio. Se pretende desde la presidencia incluir a La Louvière en una de las dos operaciones fundamentales del proyecto, la de Kylian Mbappé o la del delantero noruego Erling Haaland. Zidane ha vuelto a una posición crítica y ya no optará por los experimentos ni por la confianza del pasado, sino por las actuaciones que hoy le convencen. Pronto conoceremos las consecuencias del inexplicable e inesperado Madrid-Alavés.

Deja un comentario